PRELATURA

DE JULI

El Papa: Un sano equilibrio entre modernidad y culturas ancestrales.

El Papa: Un sano equilibrio entre modernidad y culturas ancestrales

Memoria, reconciliación y sanación, las tres etapas de su reciente viaje apostólico a Canadá, fueron descritas por el Pontífice en la audiencia general de este miércoles, la primera tras sus vacaciones de verano. Nuevamente la advertencia ante la mentalidad colonizadora actual que amenaza tradiciones, culturas y vínculos religiosos.
 

Vatican News

El camino junto a los pueblos indígenas ha constituido la espina dorsal del viaje apostólico a Canadá. Lo dijo el Papa esta mañana, en su primera audiencia general tras el período de vacaciones y a su regreso de lo que él mismo describió como “un viaje diferente a los otros” y cuya motivación principal era la de expresar su cercanía y pedir perdón a los pueblos originarios por el daño causado por las políticas de asimilación forzada y liberación en las que participaron muchos católicos.

“Caminar juntos”, lema del viaje apostólico, es “un camino de reconciliación y de sanación, que presupone la conciencia histórica, la escucha de los supervivientes, la toma de conciencia y sobre todo la conversión, el cambio de mentalidad”. Una profundización que se viene realizando en Canadá y que revela que junto a hombres y mujeres de Iglesia valientes defensores de la dignidad de las poblaciones autóctonas, no han faltado los que han participado en programas “inaceptables y contrarios al Evangelio”.

El Aula Pablo VI repleta de fieles y peregrinos de todo el mundo.

La memoria

Esta “peregrinación penitencial” como la definió desde un principio el Santo Padre se desarrolló en tres grandes etapas: en Edmonton, en la parte occidental del país; en Quebec, en la parte oriental y en el norte, en Iqaluit.

El primer encuentro tuvo lugar en Masqwacis – “La colina del oso” – donde se dieron cita jefes y miembros de los principales grupos indígenas de todo el país: Primeras naciones, Métis e Inuit. Juntos hemos hecho memoria: la buena memoria de la historia milenaria de estos pueblos, en armonía con su tierra, y la memoria dolorosa de los abusos sufridos, también en las escuelas residenciales, a causa de las políticas de asimilación cultural”.

Momentos en los que no faltaron el silencio y la oración “para que  la memoria pueda volver a iniciar un nuevo camino, ya sin dominadores y súbditos, sino solo hermanos y hermanas” afirmó el Papa antes de pasar a la segunda etapa del viaje.

Representantes de comunidades indígenas de Brasil presentes en la Audiencia general del Papa.

La reconciliación

“Después de la memoria, el segundo paso de nuestro camino fue el de la reconciliación. No un acuerdo entre nosotros – sería una ilusión, una puesta en escena – sino un dejarse reconciliar por Cristo, que es nuestra paz”. El símbolo de esta etapa como explicó el Pontífice fue la figura del árbol, central en la vida y en la simbología de los pueblos indígenas. “El árbol, cuyo sentido nuevo y pleno se desvela en la Cruz de Cristo” y que transforma “el dolor en amor, la muerte en vida, la desilusión en esperanza, el abandono en comunión, la distancia en unidad”.

Las comunidades indígenas que han acogido y asimilado el Evangelio nos ayudan a recuperar la dimensión cósmica del misterio cristiano, en particular de la Cruz y de la Eucaristía. En torno a este centro se forma la comunidad, la Iglesia, llamada a ser una tienda abierta, espaciosa y acogedora, la tienda de la reconciliación y de la paz”.

La sanación

Este tercer momento de su viaje apostólico a Canadá fue descrito por el Papa como l de la sanación que se realizó en la orilla del lago Santa Ana, precisamente en el día de la fiesta de santos Joaquín y Ana. Un lugar significativo, explicó Francisco porque para Jesús el lago era un ambiente familiar y que en el lago de Galilea vivió buena parte de su vida pública.

Todos podemos tomar de Cristo, fuente de agua viva, la Gracia que sana nuestras heridas: a Él, que encarna la cercanía, la compasión y la ternura del Padre, hemos llevado los traumas y las violencias sufridas por los pueblos indígenas de Canadá y del mundo entero; hemos llevado las heridas de todos los pobres y los excluidos de nuestras sociedades; y también las heridas de las comunidades cristianas, que siempre necesitan dejarse resanar por el Señor”.

Superar la mentalidad colonizadora

Seguidamente, el Santo Padre se refirió a los encuentros con las comunidades eclesiales y las autoridades del país, a quienes expresó “la voluntad activa de la Santa Sede y de las Comunidades católicas locales de promover las culturas originarias, con recorridos espirituales apropiados y con la atención a las costumbres y a las lenguas de los pueblos.

Al mismo tiempo, señalé cómo la mentalidad colonizadora se presenta hoy bajo varias formas de colonizaciones ideológicas, que amenazan a las tradiciones, la historia y los vínculos religiosos de los pueblos, aplanando las diferencias, concentrándose solo en el presente y descuidando a menudo los deberes hacia los más débiles y frágiles. Se trata por tanto de recuperar un sano equilibrio, una armonía entre la modernidad y las culturas ancestrales, entre la secularización y los valores espirituales”.

El Papa rodeado de niños y jóvenes al final de la audiencia

La esperanza

El Papa concluyó su catequesis hablando de del último encuentro que tuvo en Canadá con la población de los Inuit, donde el encuentro entre los jóvenes y los ancianos es un signo de esperanza. 

También en Canadá es un binomio-clave, es un signo de los tiempos: jóvenes y ancianos en diálogo para caminar juntos en la historia entre memoria y profecía. La fortaleza y la acción pacífica de los pueblos indígenas de Canadá sea de ejemplo para todas las poblaciones originarias a no cerrarse, sino a ofrecer su indispensable contribución para una humanidad más fraterna, que sepa amar a la creación y al Creador

Papa Francisco sobre Camino Sinodal alemán: "Dije todo lo que tenía que decir" en carta de 2019.

El Papa Francisco respondió a una pregunta sobre la reciente declaración del Vaticano sobre el polémico Camino Sinodal alemán y señaló que “dije todo lo que tenía que decir sobre el camino sinodal” en su carta a la Iglesia en Alemania de 2019.

En la rueda de prensa que ofreció en el vuelo de retorno de Canadá a Roma este 30 de julio, el Santo Padre respondió a la pregunta de una periodista de la agencia católica alemana, quien cuestionó sobre la ausencia de firma en la declaración del Vaticano del pasado 21 de julio.

“En primer lugar, esa declaración fue hecha por la Secretaría de Estado. Fue un error no decir abajo. Creo que decía: comunicado de la Secretaría de Estado, pero no estoy seguro. Fue un error no firmarlo como un comunicado de la Secretaría de Estado. Pero es un error de oficio, no de mala voluntad”, explicó el Papa Francisco.

El Santo Padre dijo luego que “sobre el Camino Sinodal yo escribí una carta, la hice solo. Un mes con oración, reflexión, consultas... y dije todo lo que tenía que decir sobre el camino sinodal. Más que eso no diré”.

“Ese es el magisterio papal sobre el Camino Sinodal, esa carta que escribí hace dos años. Me salté la Curia, porque no hice consultas, nada”, continuó.

El Camino Sinodal alemán y la declaración del Vaticano

El Camino Sinodal es un controvertido proceso de varios años que comenzó en diciembre de 2019, y en el que participan obispos y laicos de Alemania para tratar temas como el ejercicio del poder, la moral sexual, el sacerdocio y el papel de las mujeres en la Iglesia, proponiendo incluso que puedan acceder al orden sacerdotal.

Sobre estos temas, diversos miembros del Camino Sinodal han expresado, públicamente y en diversas ocasiones, posturas contrarias a la doctrina católica, lo que ha hecho que al menos 100 obispos y cardenales de todo el mundo alerten sobre el peligro de cisma.

En su declaración del 21 de julio, el Vaticano indicó que el Camino Sinodal podría suponer “una herida a la comunión eclesial y una amenaza a la unidad de la Iglesia”.

El texto precisa que el Camino Sinodal en Alemania “no tiene la facultad de obligar a los obispos y a los fieles a adoptar nuevas formas de gobierno y nuevos enfoques de la doctrina y la moral”.

La carta del Papa Francisco de 2019

El 29 de junio de 2019, Solemnidad de San Pedro y San Pablo, el Papa Francisco escribió una carta a los católicos de Alemania, en la que decía, entre otras cosas que “la Iglesia universal vive en y de las Iglesias particulares, así como las Iglesias particulares viven y florecen en y de la Iglesia universal, y si se separan de todo el cuerpo eclesial, se debilitan, se pudren y mueren”.

En su carta, el Papa alentaba a los católicos de Alemania a volver al “primer amor” y tomar contacto también con aquello que está “necrosado”, es decir lo que está muerto, para que sea evangelizado por el Señor.

El Papa Francisco resaltó entonces la importancia de la evangelización, que es la misión esencial de la Iglesia y no una conquista ni un retoque para adaptarse al “espíritu del tiempo” sino que es “un camino discipular de respuesta y conversión en el amor a Aquel que nos amó́ primero”.

El Santo Padre también advertía sobre la “tentación del padre de la mentira y la división, al maestro de la separación que, impulsando buscar un aparente bien o respuesta a una situación determinada, termina fragmentando de hecho el cuerpo del santo Pueblo fiel de Dios”.

Para hacer frente a esta tentación del diablo, destacó entonces el Papa Francisco, se necesita de oración, penitencia y adoración eucarística.

El Papa en Canadá, encuentros con indígenas en un viaje de reconciliación.

El Papa en Canadá, encuentros con indígenas en un viaje de reconciliación

Francisco está en Edmonton. El avión papal aterrizó ayer en el aeropuerto internacional de la capital del Estado de Alberta, primera escala de este 37º viaje apostólico a Canadá. Hoy se celebran dos actos en reconocimiento del dolor infligido por la colonización a los pueblos indígenas.
 Giancarlo La Vella - Edmonton (Canadá)

Inmediatamente se puso en marcha el viaje de Francisco a Canadá, un viaje de penitencia para remediar el diálogo con los pueblos indígenas heridos en su cultura, en sus tradiciones. Un camino juntos, que debe ser realizado por todo el país. Ellos fueron los protagonistas ayer en el Aeropuerto Internacional de Edmonton. Representantes de las First Nations, Metis e Inuit, las realidades indígenas reconocidas por el gobierno canadiense, ataviados con trajes tradicionales, dieron la bienvenida al Pontífice con un canto ritual interpretado a coro.

Tras los saludos de las autoridades civiles y religiosas, el Papa se trasladó al Seminario de San José, donde permanecerá los primeros días de este viaje. Hoy las dos primeras citas: a las 10.00 (hora de Edmonton), la visita a los indígenas en las reservas de Maskwacìs, a 100 kilómetros al sur de Edmonton; después a las 16.45 un nuevo encuentro con los indígenas en la iglesia del Sagrado Corazón en presencia de la comunidad parroquial.

"Caminando juntos"

El mensaje de reconciliación, de disculpa, de perdón y de consuelo, que Francisco trae a esta tierra, quiere dirigirse a todas las realidades de la sociedad canadiense en un camino que necesariamente debe hacerse en conjunto. Y este es precisamente el tema elegido para el viaje: "Marcher Ensamble - Walking together", expresado en las dos lenguas oficiales del país. Un viaje que también realizaron juntos en el Vaticano el pasado mes de abril.

El Papa Francisco anima a promover la paz en el mundo digital

El Papa Francisco animó a comunicadores católicos a promover la paz en el mundo digital a través de la educación y la creación de redes para combatir la desinformación.

Así lo escribió el Santo Padre a la Asociación Católica Mundial para la Comunicación (SIGNIS) con ocasión de un próximo Congreso Mundial con el tema “Paz en el mundo digital” que se llevará a cabo en Seúl del 15 al 18 de agosto.

En un mensaje difundido por la Oficina de Prensa de la Santa Sede este 18 de julio, el Papa Francisco destacó el importante rol que SIGNIS realiza “a través de la educación mediática, la creación de redes de medios católicos y la lucha contra las mentiras y la desinformación”.

En esta línea, el Papa los animó “a perseverar en estos esfuerzos, prestando especial atención a la necesidad de ayudar a las personas, especialmente a los jóvenes, a desarrollar un sólido sentido crítico, aprendiendo a distinguir la verdad de la falsedad, lo correcto de lo incorrecto, el bien del mal, y a apreciar la importancia de trabajar por la justicia, la concordia social y el respeto a nuestra casa común”.

El Santo Padre indicó que "el uso de los medios digitales, especialmente de las redes sociales, ha planteado una serie de graves problemas éticos que exigen un juicio sabio y perspicaz por parte de los comunicadores y de todos aquellos preocupados por la autenticidad y la calidad de las relaciones humanas".

"A veces y en algunos lugares, los sitios de medios de comunicación se han convertido en lugares de toxicidad, discurso de odio y noticias falsas", lamentó.

Además, el Santo Padre invitó a tener en cuenta “las muchas comunidades de nuestro mundo que siguen excluidas del espacio digital, haciendo de la inclusión digital una prioridad de su planificación organizativa” porque al evitar esta exclusión “contribuirán de manera significativa a la difusión de una cultura de paz basada en la verdad del Evangelio”.

Asimismo, el Papa destacó que el próximo Congreso Mundial de SIGNIS se llevará a cabo en Corea del Sur por lo que exhortó a recordar que se trata de “una tierra cuya historia de evangelización muestra el poder de la palabra impresa y el papel esencial de los laicos en la difusión del Evangelio”.

Por ello, el Santo Padre sugirió invocar la intercesión de San Andrés Kim y sus compañeros mártires en Corea para que los “confirmen en sus propios esfuerzos por difundir el Evangelio de Jesucristo en el lenguaje de los medios de comunicación contemporáneos”.

Luego, el Papa reconoció que el mundo digital puede unir a las personas como ocurrió durante los meses de confinamiento por la pandemia del COVID-19 en el que “vimos claramente cómo los medios digitales podían unirnos, no solo difundiendo información esencial, sino también salvando la soledad del aislamiento y, en muchos casos, uniendo a familias enteras y comunidades eclesiales en la oración y el culto”.

Sin embargo, el Pontífice también subrayó que en ocasiones, el uso de los medios digitales, especialmente de las redes sociales, “ha planteado una serie de graves problemas éticos que exigen un juicio sabio y perspicaz por parte de los comunicadores y de todos aquellos preocupados por la autenticidad y la calidad de las relaciones humanas”.

Finalmente, el Papa recordó su Mensaje para la Jornada de las Comunicaciones Sociales 2022 en el cual destacó la importancia de la escucha como “ingrediente indispensable del diálogo y la buena comunicación”.

En este sentido, el Papa Francisco exhortó a los comunicadores católicos a desarrollar su capacidad de “escuchar con el oído del corazón” para realizar el “apostolado de la escucha” porque “la comunicación no es solo una profesión, sino un servicio al diálogo y al entendimiento entre los individuos y las comunidades más amplias en la búsqueda de una convivencia serena y pacífica”.

CAMPEONATO FEMENINO FUTBOL 7 "COPA SANTA CRUZ" PRELATURA DE JULI - ODEC.

CAMPEONATO DE FUTBOL 7 CATEGORIA MUJERES

La prelatura de Juli y la ODEC Juli, con el objetivo de darle el espacio que requiere la mujer aimara, organiza el I CAMPEONATO DE FUTBOL 7 CATEGORIA MUJERES todo ello en las instalaciones del Instituto de Innovación para la educación Rural Laudato Si, ubicado en el fundo Palermo de la ciudad de Juli, donde cada sábado podrán disfrutar de sano esparcimiento y mucha alegría gozando de los diferentes partidos de futbol mujeres que se exhibirán en este campeonato, además que las familias que asistan a este evento puedan gozar de paseo a caballos y diferentes juegos de diversión que promueve la Prelatura de Juli, así lo indico Monseñor Ciro Quispe López Obispo Prelado de Juli.

Sabemos que la mujer aimara tiene ese potencial deportivo lo cual es cada uno de los partidos lo manifiesta mostrando sus valores competitivos para que también así muestre su arraigo e identidad cultural de mujer luchadora, perseverante y sobre todo progresista a las adversidades.

Esperamos que para la siguiente fecha las familias de Juli puedan venir al fundo Palermo y disfrutar de un sábado especial.

Felicitamos a los directivos, delegados y familiares por apoyar a sus familiares, mujeres deportistas que demuestran en el campo de juego su talento y la garra por el futbol "Soy mujer peruana y con orgullo digo me gusta el futbol"; así mismo nuestras felicitaciones a los profesores de la ODEC por apoyar en este evento deportivo para el deleite de los presentes.