PRELATURA

DE JULI

La Virgen de Fátima se celebra hoy, 13 de mayo

La Virgen de Fátima se celebra hoy, 13 de mayo

Apariciones de la Virgen de Fátima nos recuerda año a año la peregrinación del 13 de mayo de 1917, y los siete misterios.

Según se recoge en la obra 'Memorias de Lucía', desde el 13 de mayo de 1917 la Virgen de Fátima se le apareció a tres pastorcitos hasta en seis ocasiones; ellos eran Lucía, Francisco y Jacinta. Fue a Lucía a quien la Virgen le pidió en su primera visita que los tres acudieran a ese mismo lugar y a la misma hora el día 13 de cada mes, pero solo sería en el mes de octubre cuando les confesaría el motivo de su aparición. Después de prometerles su compromiso y fidelidad con el Señor, la Virgen les advirtió: "Tendrán ocasión de padecer y sufrir, pero la gracia de Dios los fortalecerá y asistirá".

Cuando llegó la fecha señalada por la Virgen de Fátima se produjo el denominado “Milagro del Sol”, cuando miles de peregrinos acudieron a la ciudad del mismo nombre situada en Portugal para presenciar la visita de la Virgen. Fue allí, ante todos los presentes cuando, en medio de un día lluvioso, el Sol salió y resplandeció durante unos minutos alumbrando con sus rayos a cada uno de los fieles que se arrodillaron ante la Virgen.

Los secretos de Fátima

La aparición de la Virgen fue ampliamente conocida y llamó la atención de todos los católicos, especialmente de los pontífices, para quienes Fátima lanzó tres mensajes premonitorios. El último de ellos no se dio a conocer hasta el papado de Juan Pablo II, quien hizo público el mensaje de Fátima. En él se definió a esta santa como "la más profética de las apariciones modernas". Al parecer, fue la propia pastorcita Lucía quien confesó al papa el contenido de este secreto en una carta que el Pontífice decidió desvelar años más tarde. Pero, ¿Qué revelaban estos secretos?

La Santa Iglesia ve en las apariciones de Fátima un significado premonitorio, puesto que en ellas vaticinó acontecimientos decisivos en la Historia que posteriormente se hicieron realidad. Según estas interpretaciones, el primer secreto hablaba sobre la Revolución rusa de 1917. Antes de que comenzara, la Virgen se apareció ante los ciudadanos rusos instándoles a que se consagrase al Inmaculado Corazón de María.

El segundo predijo una batalla que estaba a punto de comenzar y cuyo final sería más que trágico: la II Guerra Mundial. Para acabar con ella y evitar los mayores males posibles, pidió al Mundo que se convirtiera a la religión católica.

El tercero de los misterios, según reveló después Juan Pablo II, hacía mención a él, dado que fue un 13 de mayo, de 1981, cuando se produjo el intento de asesinato al Pontífice, al que dispararon mientras paseaba por la plaza de San Pedro de Roma en un coche descapotable. Tal y como contó en el año 2000, pudo salvar su vida gracias a que la Virgen de Fátima intercedió por él.

En la ciudad de Juli  se vive con fervor esta Advocación mariana, referida a la Virgen de Fátima en la IEP 710004 – 892, de parte de los docentes y estudiantes del nivel primario, quienes estuvieron participando de la misa hoy 13 de mayo del año 2022 en el templo San Pedro de Juli, quienes piden pronto acabe la pandemia y juntos puedan vencerla para estar siempre unidos, para continuar con la presencialdad en todos los grados, así mismo se pide por la salud de dicha comunidad educativa. “Que sea la Virgen de Fátima quien interceda por ellos”. Amen.

 

El Papa en la catequesis: dejemos una herencia de “bien” y no solo de bienes.

El Papa en la catequesis: dejemos una herencia de “bien” y no solo de bienes

Este miércoles, 11 de mayo, el Santo Padre en su catequesis sobre el sentido y el valor de la vejez, presentó la figura de Judit, una heroína bíblica que, “de joven se había ganado la estima de la comunidad con su valentía. De anciana, la mereció por la ternura con la que enriqueció la libertad y los afectos, una anciana apasionada que llena de dones el tiempo que Dios le dona”.
 

Renato Martinez, Ciudad del Vaticano

“De joven se había ganado la estima de la comunidad con su valentía. De anciana, la mereció por la ternura con la que enriqueció la libertad y los afectos. Judit no es una jubilada que vive melancólicamente su vacío: es una anciana apasionada que llena de dones el tiempo que Dios le dona”, lo dijo el Papa Francisco en la Audiencia General de este miércoles, 11 de mayo, continuando con su ciclo de catequesis sobre el sentido y el valor de la vejez, en esta ocasión reflexionando sobre la figura de Judit, una heroína bíblica, una mujer que, en su juventud, supo defender a su pueblo de los enemigos que lo asediaban y que después vivió la etapa de su larga ancianidad con plenitud y serenidad, dejando en herencia no sólo “bienes”, sino, sobre todo, el testimonio de haber hecho siempre “el bien”.

Una joven virtuosa que, gracias a su fe, salva al pueblo

Comentando la conclusión del libro que lleva su nombre, el Santo Padre dijo a los fieles y peregrinos que colmaron la Plaza de San Pedro que, este pasaje bíblico sintetiza la última parte de la vida de esta mujer, que defiende a Israel de sus enemigos. “Judit – preciso el Papa – es una joven virtuosa y viuda judía que, gracias a su fe, a su belleza y a su astucia, salva la ciudad de Betulia y al pueblo de Judá del asedio de Holofernes, general de Nabucodonosor rey de Asiria”. Después de la gran aventura que la ve como protagonista, Judit vuelve a vivir en su ciudad, Betulia, donde vive una bonita vejez hasta los ciento cinco años. Como llega para muchas personas: a veces después de una vida de trabajo, a veces después de una existencia aventurera o de gran entrega.

“El heroísmo no es solamente el de los grandes eventos que caen bajo los focos: a menudo se encuentra en la tenacidad del amor vertido en una familia difícil y a favor de una comunidad amenazada”

Es necesario remodelar la alianza entre generaciones

En este contexto, el Papa Francisco se preguntó: ¿Cómo aprovechar este tiempo que tenemos a disposición? ¿Qué puedo hacer en estos años? ¿Cómo puedo crecer en santidad y sabiduría? La perspectiva de la jubilación, afirmó el Pontífice, coincide para muchos con la de un merecido y deseado descanso de actividades exigentes y cansadas. Pero sucede también que el final del trabajo representa una fuente de preocupación y es esperado con algún temor. Porque el trabajo cotidiano significa también un conjunto de relaciones, la satisfacción de ganarse la vida, la experiencia de tener un rol, una merecida consideración. Por supuesto, además, hay un compromiso, gozoso y cansado, de cuidar a los nietos; pero sabemos que hoy nacen cada vez menos niños, y los padres suelen estar más sujetos a situaciones laborales y domésticas desfavorables. A veces son aún más reacios a confiar espacios educativos a los abuelos, concediéndoles solo aquellos estrictamente relacionados con la necesidad de asistencia.

“Hay nuevas exigencias, también en el ámbito de las relaciones educativas y parentales, que nos piden remodelar la alianza tradicional entre las generaciones”

El Papa bendice a un niño en la Plaza de San Pedro.

Los abuelos ayudan a los hijos en la educación de los niños

El Santo Padre también se pregunta sobre la alianza entre las generaciones: ¿nosotros hacemos este esfuerzo por “remodelar”? ¿O simplemente sufrimos la inercia de las condiciones materiales y económicas? La convivencia de las generaciones, de hecho, se alarga. ¿Tratamos, todos juntos, de hacerlas más humanas, más afectuosas, más justas, en las nuevas condiciones de las sociedades modernas? Para los abuelos, una parte importante de su vocación es sostener a los hijos en la educación de los niños. Los pequeños aprenden la fuerza de la ternura y el respeto por la fragilidad: lecciones insustituibles, que con los abuelos son más fáciles de impartir y de recibir. Los abuelos, por su parte, aprenden que la ternura y la fragilidad no son solo signos de la decadencia: para los jóvenes, son pasajes que hacen humano el futuro.

“Judit se queda viuda pronto y no tiene hijos, pero, como anciana, es capaz de vivir una época de plenitud y de serenidad, en la conciencia de haber vivido hasta el fondo la misión que el Señor le había encomendado. Para ella es el tiempo de dejar la herencia buena de la sabiduría, de la ternura, de los dones para la familia y la comunidad: una herencia de bien y no solamente de bienes”

Una atención creativa y nueva de los ancianos

El Papa Francisco también dijo que, precisamente en su vejez, Judit “concedió la libertad a su sierva preferida”. Esto es signo de una mirada atenta y humana en relación con quien ha estado cerca de ella. Como ancianos, se pierde un poco la vista, pero la mirada interior se hace más penetrante. Uno se vuelve capaz de ver cosas que antes se le escapaban. Es así: el Señor no encomienda sus talentos solo a los jóvenes y a los fuertes; tiene para todos, a medida de cada uno. La vida de nuestras comunidades debe saber disfrutar de los talentos y de los carismas de tantos ancianos, que para el registro están ya jubilados, pero que son una riqueza que hay que valorar. Esto requiere, por parte de los propios ancianos, una atención creativa y nueva, una disponibilidad generosa.

“Las habilidades precedentes de la vida activa pierden su parte de constricción y se vuelven recursos de donación: enseñar, aconsejar, construir, curar, escuchar… Preferiblemente a favor de los más desfavorecidos, que no pueden permitirse ningún aprendizaje y que están abandonados a su soledad”

El Papa rezando el Padre Nuestro al final de la Audiencia.

Las abuelas sean valientes y sabias como Judit

Finalmente, el Santo Padre afirmó que, Judit liberó a su sierva y colmó a todos de atenciones. “De joven se había ganado la estima de la comunidad con su valentía. De anciana, la mereció por la ternura con la que enriqueció la libertad y los afectos. Judit no es una jubilada que vive melancólicamente su vacío: es una anciana apasionada que llena de dones el tiempo que Dios le dona”. Por ello, el Papa concluyó su catequesis invitando a leer el libro de Judit, a leer “esta historia de una mujer valiente que acaba así, con ternura, con generosidad, una mujer que está a la altura”. Y así es como me gustaría que fueran todas nuestras abuelas, señaló el Pontífice, valientes, sabias y que nos dejaran como herencia no el dinero, sino el de la sabiduría, sembrada en sus nietos.

OREDNACION EPISCOPAL - La Paz Bolivia.

BOLIVIA. LA PAZ

Ordenación Episcopal.
La arquidiócesis de La Paz tuvo la bendición de consagrar a tres obispos auxiliares en una emotiva ceremonia a la cual fue invitado monseñor Ciro Quispe López, obispo de la Prelatura de Juli.
Los obispos que se consagraron fueron monseñor Basilio Mamani Quispe y monseñor Mario Luis Durán Berríos y monseñor Pedro Luis Fuentes Valencia
Encomendamos a la arquidiócesis y nuestras oraciones y nos unimos también a su alegría.

El Papa pide a los jóvenes escucha, valentía y servicio.

El Papa pide a los jóvenes escucha, valentía y servicio

En el proceso de encontrar el propio camino en la vida, Francisco anima a los jóvenes a escuchar como la Virgen María y a prestar atención a las palabras de sus abuelos.
 

Ciudad del Vaticano

El Papa invita a los jóvenes a construir una vida plena que sea fruto de la valentía de entregarse al servicio de los demás. En el Video del Papa de mayo, con la intención de oración que confía a toda la Iglesia a través de la Red Mundial de Oración del Papa, el Santo Padre se dirige a los jóvenes y los invita a que “descubran en María el estilo de la escucha, la profundidad del discernimiento, la valentía de la fe y la dedicación al servicio”.

La importancia de la escucha

Además del ejemplo de la Virgen María, el Papa recomienda a los jóvenes que en su proceso de discernimiento escuchen “las palabras de los abuelos”, ya que “en ellas encontrarán una sabiduría que los llevará a ir más allá de las tendencias del momento”. Sin embargo, también deben ser escuchados.

“Nos hace falta crear más espacios donde resuene la voz de los jóvenes”, reclamaba Francisco en la Exhortación Christus vivit. Esta petición del Santo Padre ya fue recogida en 2019 por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, que creó un organismo internacional de representación de los jóvenes para fomentar su participación y corresponsabilidad en las Iglesias particulares. Y es precisamente en colaboración con este Dicasterio que se ha realizado El Video del Papa de mayo: el primero de un tríptico de intenciones de oración que tendrá como protagonistas a la familia en junio y a los ancianos en julio.

Valentía y servicio

El mensaje de mayo también está marcado por el servicio, de forma que el discernimiento tenga un impacto positivo en los demás. Francisco invita a los jóvenes a ser valientes y decididos para decir ‘sí’ al Señor como hizo María, que “se arriesgó y lo apostó todo cambiando su vida al seguirle”. “Ustedes, los jóvenes que quieren construir un mundo mejor, sigan su ejemplo”, insiste el Santo Padre.

Hacia la JMJ de Lisboa 2023

El ejemplo de María para los jóvenes, indicado por el Papa Francisco en este video, es subrayado por el Padre João Chagas, responsable de la Oficina Jóvenes del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida: “El tema de la próxima peregrinación intercontinental de los jóvenes -la JMJ de Lisboa 2023- será mariano: ‘María se levantó y se fue deprisa’ (Lc 1,39). Todo el camino de preparación de este evento es una invitación a los jóvenes para que se levanten y ayuden al mundo a hacerlo.

En su último mensaje a los jóvenes, el Santo Padre les dirigió un enérgico llamamiento: ¡Ayudémonos ‘unos a otros a levantarnos juntos, y en este difícil momento histórico seremos profetas de tiempos nuevos, llenos de esperanza! Que la Bienaventurada Virgen María interceda por nosotros’ (Papa Francisco, Mensaje para la XXXVI JMJ)”.

Diálogo entre generaciones

El P. Frédéric Fornos S.J., Director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa, obra pontificia que cuenta con una sección juvenil, el Movimiento Eucarístico Juvenil, recordó que, desde el inicio de su pontificado, Papa Francisco ha subrayado la importancia de un nuevo entendimiento entre las generaciones, en particular entre abuelos y nietos.

“No es casualidad que a Francisco le guste recordar a menudo al profeta Joel: ‘Después de esto, derramaré mi espíritu sobre todo hombre y tus hijos y tus hijas se convertirán en profetas; tus mayores tendrán sueños, tus jóvenes tendrán visiones’ (Jl 3, 1; cf. Hch 2, 17)”, dijo el padre Fornos.

El sacerdote explicó además que con la intención de oración de este mes, en el contexto del proceso Sinodal, el Papa Francisco pone la luz sobre la formación de los jóvenes en el discernimiento: “¿Cómo ayudar a los jóvenes, siguiendo el estilo de María, a escuchar, a discernir, para reconocer los llamados del Señor y servir en el mundo de hoy? Aquí se juega seguramente el rol de los ancianos que pueden ayudarlos en esta tarea. Recemos juntos por esta intención de oración”.

MAYO: POR LA FE DE LOS JÓVENES

“Al hablar de familia quiero empezar dirigiéndome primero a los jóvenes. Cuando pienso en un modelo en el que ustedes, los jóvenes, se puedan sentir identificados, siempre me viene a la cabeza nuestra Madre, María. Su valentía, su saber escuchar y su dedicación al servicio. Ella fue valiente y decidida al decir “sí” al Señor. Ustedes, los jóvenes que quieren construir algo nuevo, un mundo mejor, sigan su ejemplo, arriésguense. No olviden que para seguir a María necesitan discernir y descubrir lo que Jesús quiere de ustedes, no lo que a ustedes se les ocurre que pueden hacer. Y en este discernimiento es de gran ayuda escuchar las palabras de los abuelos. En esas palabras de los abuelos van a encontrar una sabiduría que los va a llevar más allá de las cuestiones del momento. Le van a dar panorámica a las inquietudes de ustedes. Recemos, hermanas y hermanos, para que los jóvenes, llamados a una vida plena, descubran en María el estilo de la escucha, la profundidad del discernimiento, la valentía de la fe y la dedicación al servicio. Francisco”